PINTURA

PINTURA
"VENEZIA"-Pintura-Oil on canvas.Giovanni R.Tortosa

martes, 27 de marzo de 2018

PIÑERO SALVA LOS MUEBLES EN UN COLOQUIO DESCAFEINADO



   Era en la 2. El programa "Millennium" apostaba por un tema siempre controvertido y polémico como es debatir acerca del "Jesús histórico o Celestial". Ramón Colom, su director y presentador puso todo cuanto pudo en los prolegómenos, intentó potenciar el contenido de este. Roger Armengol, psiquiatra y escritor tuvo un comienzo fulgurante. Luego fue diluyéndose según transcurría el coloquio. Tenía puestas ciertas esperanzas en sus comentarios. No hace mucho había leído un libro suyo donde manifestaba un notable desencanto por el cristianismo. Consideraba que el arte era mucho más terapéutico que cualquier religión. Cierto es, que tuvo algún que otro golpe brillante durante el coloquio. 
   Pero donde el espacio televisivo hizo aguas o perdió interés fue con la participación de dos teólogos, a saber: Gabino Uribarri, jesuita y Marifé Ramos, doctora en teología. Ninguno de los dos aportaron nada que tuviese gran relieve. Sus predicas tuvieron el argumento de siempre: insistir en las excelencias de la fe cristiana, y nada más. Para eso, uno puede ir a la iglesia más cercana y escuchar el sermón de turno. No tienes porqué esperar horarios extraños para ver y escuchar semejante discurso.  Me hicieron recordar a los críticos de arte, cuando intentan explicar las obras de Antoni Tàpies. Menos mal que allí estaba el profesor Antonio Piñero, que puso orden en el deshilvanado discurso colectivo y sobre todo dejó en evidencia al resto; y no por nada, sólo porque en esas cuestiones el catedrático e historiador aquilata un bagaje de conocimientos que no está al alcance de cualquiera. Y porque era el único profesional del tema. También esto viene a demostrar que la investigación académica sobre la historicidad de Jesús está a años luz de la pasividad tradicional de la Iglesia.



 Me acordé de Llogari Puyol y Mario Saban. No solamente por sus enfoques, también hubiesen dado más realce televisivo. Al final del coloquio el maestro Piñero acabó con una certera estocada, cuando dibujó a Jesús como uno de los más grandes profetas, un hombre potente y sabio pero incompatible en el siglo XXI.

domingo, 28 de enero de 2018

FANNY ROME, MUJER DE INMENSO TALENTO


                              Fanny Rome, interpretando "Ce Georges" junto a Salvatore Adamo.

Es una instrumentista de nivel internacional; pero quizá su interés no esté en el grado de proyección de su música. La primera vez que asistí a un concierto donde Fanny Rome actuaba; -no le conocía anteriormente-, fue sorprendiéndome a medida que el concierto iba transcurriendo. En los primeros temas, aparecía junto a un violín, que tocaba magistralmente. Después lo dejó sobre su estuche y tomó un trombón de varas, el cuál lo fue manejando con potencia y entusiasmo. A mediados del concierto, se colocó al junto a un violonchelo que estaba a la espera de que sus manos  trazaran deliciosos arpegios.

  
Fanny, acompañando con su violín.

 Pero, las sorpresas no acabaron ahí. Entonces Salvatore, su jefe, le invitó hasta el centro del escenario, y allí Fanny, micrófono en mano compartió al unísono junto a él, una canción de tintes irónicos y desenfadados sobre el actor George Clounny, cuyo título es: "Ce Georges".


   Entonces Fanny, saca sus dotes escénicas y la calidez de una voz que hace recordar las grandes voces que transitaron por escenarios de Montmartre, cantando a las esencias amorosas que puedan darse en París.

                    Fanny en plena actuación. Tras de ella, Salvatore Adamo.

   Desde aquí, quiero reivindicar su figura; a la vez que tantos otros instrumentistas, que sin ellos ningún intérprete recogería éxitos. Ellos son la base de cualquiera de las llamadas figuras de la música, aunque los públicos no siempre valoren y aprecien su técnica y arte. 


Pareciera que los focos de la fantasía sólo se colocaran sobre los gurús del espectáculo, y quienes consolidan ese espectáculo quedan relegados a un papel meramente gris y eternamente secundario.

                                     Giovanni R.Tortosa

Fotografías de Bernard Vanroye.



miércoles, 8 de noviembre de 2017

"AMANECER EN TEL AVIV"



  Juan Bautista de la Vera Cruz yace boca abajo, junto al límite del lateral izquierdo de la enorme cama. Su cuerpo, enteramente desnudo, pareciera estar lacerado; tanto las espaldas como los glúteos están salpicados por rosetones cubiertos de cera derretida, adherida a la piel. Los estores color amarillo de Nápoles que tamizan la luz de las ventanas, se van tornando azafranados por los efectos luminosos de un intenso amanecer, en el milenario puerto de Jaffa; -un enclave con identidad propia en el Antiguo Testamento.
    El escultor y modelo de pasarelas duerme profundamente, mientras sus acompañantes de cama andan enzarzadas en tenues caricias; -que aunque lentas y un tanto fatigosas, no cesan. La cabeza de Marie Madeleine se apoya en el pecho de Alexandra, que tiene el rostro aún hinchado por los efectos del sueño. Los cabellos, en tonos de oro viejo caen hasta tocar con sus puntas la gran estrella de David; -que a modo de tatuaje ilustra su hombro y parte del antebrazo izquierdo.
    En el rictus de la joven francesa afloran signos de indudable placidez, cuando una de las manos de su amiga, camina por el ombligo y los inicios fronterizos del espeso monte de Venus, donde todavía subyacen las notas florales y aromáticas de Nina Ricci......

                                                                         Giovanni R.Tortosa

martes, 24 de octubre de 2017

JUAN BAUTISTA; ENTRE LA TIERRA Y EL CIELO


   Acaba de recibir un premio a su trayectoria como escultor y también como participante en la "Fashion and Stile," sobre los enmoquetados salones del "Ritz". No hace mucho, descendió a los sótanos modernistas en los que se encuentran los laboratorios del mar, donde un brujo alquimista llamado Ángel León diseña fragancias marinas a través de placton, algas wakame, hiziki, agar-agar, aires, espumas y un toque de duende gaditano. 


   Su mirada; -como de un elegante vampiro post-moderno va inoculando néctares en quienes le rodean: los amigos, familia y una legión no de ángeles, pero sí de seguidores. El próximo año aparecerán fragmentos de su azarosa vida tanto sentimental, cotidiana y de viajero intermitente; a través de una novela, donde él seguirá siendo el escultor y modelo de altas pasarelas que siempre fue. Y como la realidad supera la ficción; -según reza el dicho-, la vida real de Bautista será tál vez más potente que la propia literatura. Y quienes no le conozcan, creerán que es un arquetipo literario inventado. En ese deambular por escenarios emblemáticos como Venezia, París o Jerusalén; Juan Bautista vivirá altas pasiones entre los rescoldos del judaísmo del siglo I y los  cristianismos primitivos. ¡Y tál vez se pregunte, el porqué se escribió un libro tan terrorífico como el "Apocalipsis" en un lugar tan bello como la isla griega de Patmos!...
                                                                        Giovanni R.Tortosa

sábado, 12 de marzo de 2016

HORNACHOS EN LA MEMORIA

                              "Atardecer en Hornachos" Foto de Ana Villena.

   Los primeros bocados que probé en esa venerable tierra los elaboro ella;-en concreto eran unas deliciosas "ancas de rana".
  La arquitectura de sus espacios y calles me atrajo desde que puse pie en sus suelos; sus cuestas de sabor moruno. Luego llegarían los atardeceres incendiarios vividos desde la terracita del hotel "Negresco";-que así es como llamo al albergue "Castillo de Hornachos". También fueron épicos los diálogos de la pareja de profesoras de religión , mientras dejaban que el tibio sol acariciara sus "frontis", hombros y otros espacios de piel en la terracita del bar "Pepe";-reconvertida en solarium.

Terracita del hotel con encanto "Castillo de Hornachos". Foto de Ana Villena.
      Los retazos "semanasanteros" que pude vivir, fueron intensos; en unas procesiones que tenían el "coupage" de un buen vino: por un lado su castellanía y por el otro, la esencia andaluza. Diriase que resulto como un vino de los denominados de "alta expresión". Tampoco tenían desperdicio, los momentos bucólicos vividos junto al profesor Paco Lechon frente al fuego de una chimenea en su querida Puebla del Prior. El "profe" es un brujo, saboreador de la vida y entre vinos de "pitarra" se nos iba la noche.




Taberna de "Antonio Sanchez". Madrid
  •     Y ya que afloro la noche, diré que viví un par de "nochesviejas" allí. Una con sabor hindú, en casa de María José Aguilar y otra en la mansión acrisolada de hidalguía del arquitecto Blasco. Maribel ;-su compañera de entonces-, elaboro unos platos de cordero inolvidables; algo así como de terciopelo, sencillamente deliciosos. Daba gusto ver al arquitecto arrellanado en su vetusto sillón alternando risas e intermitentes miradas al fuego litúrgico de la preciosa chimenea en aquel salón modernista
  •     Conocí a Amalia; -personaje entrañable que me abrió su corazón y algunos azarosos pasajes de su vida. Allí, en su santuario particular, junto a la mesa camilla y braserito; entre fotografías de Morante de la Puebla, Curro Romero, El Beni de Cadiz o Porrinas de Badajoz entre otros. En una tarde de carnaval fue desgranandome su vida. Me hablo de Magdaleno; -el que fuera su gran amor-, de los abusos que sufriera por un señorito alcoholizado del barrio de San Bernardo en Sevilla, mientras ejercía de limpiadora y un poco de todo en casa de este.
  • -¡Fue un verdadero flechazo; hasta me fui con el a la aventura; bueno, le habían contratado para bailar en "Los Canasteros" de Madrid!-Los rizos aceituneros y ojos verdes de Magdaleno, bailaor flamenco de un tablao sevillano le habían noqueado.
  • -¡Abandone al "hijo de puta" que me había maltratado y me largue con Magdaleno; sabia que no seria fácil, pero aun así viví los días mas felices de mi vida!...-suspira Amalia mientras su mirada se difumina, como perdida entre nostalgias.

  •   Una leucemia aguda se llevo por delante a Magdaleno y Amalia supuso que de nuevo descendería a los infiernos. A punto estuvo de ejercer como "meretriz" en un piso de la calle Montera, pero un banderillero retirado le proporciono un trabajo de camarera en el mesón-taberna de Antonio Sanchez. En aquel local; bizarro y tan peculiar del viejo Madrid, trataría con cantaores, toreros, chamarileros y tratantes del cercano Rastro. Y precisamente, seria Roberto Garcia; -propietario de un negocio de antiguedades quien se enamoraría de ella. Vivieron varios años en la Ribera de Curtidores hasta que una racial gitana de apenas veinte años secuestraria el corazón de Roberto para que de nuevo Amalia acariciara el fracaso; una vez mas en su vida.
  •    Ahora ella vive en su apacible retiro extremeño, aunque las cadenas del recuerdo jamas le dejaran.

  •    Y tal como decía al principio, pude saborear muchas veces sus deliciosos platos; pero lo mejor fueron los agradables momentos de conversacion que mantuve. Porque a ella le encantaba conversar; sus ojos se iluminaban con la misma intensidad que tenían las obras de arte que ella elaboraba en los fragores de su cocina. Con ella se fue parte del espíritu de uno de los locales para mi mas entrañables: el famoso casino de Hornachos. La historia de este casino se resquebrajo para siempre, dejando una estela imborrable para los que vivimos y disfrutamos de sus gestos, su palabra, de un mirar con vehemente dulzura, de una presencia iluminada por la vida....

                                          
  •                                        Visi Villar; reina de los fogones de Hornachos.
  •                                     Giovanni R.Tortosa